domingo, 2 de diciembre de 2007

Vayéshev

37:1 Y habitó Jacob en la tierra de las peregrinaciones de su padre, en la tierra de Canaán.
Vayeshev Ya'akov be'erets megurey aviv be'erets Kna'an.
37:2 Estas son las generaciones de Jacob. José, teniendo la edad de diecisiete años, estaba apacentando el ganado con sus hermanos; y estaba, como muchacho, con los hijos de Bilhá y con los hijos de Zilpá, mujeres de su padre; y llevaba José noticia de la mala
Eleh toldot Ya'akov Yosef ben-shva-esreh shanah hayah ro'eh et-echav batson vehu na'ar et-beney Vilhah ve'et-beney Zilpah neshey aviv vayave Yosef et-dibatam ra'ah el-avihem.
37:3 Y amaba Israel a José más que a todos sus hijos, por ser él hijo de su vejez; y le hizo una túnica talar (y de diversos colores).
VeYisra'el ahav et-Yosef mikol-banav ki-ven-zekunim hu lo ve'asah lo ktonet pasim.
37:4 Y viendo sus hermanos que a él amaba su padre más que a todos sus hermanos, le odiaban, y no podían hablarle pacíficamente.
Vayir'u echav ki-oto ahav avihem mi-kol echav vayisne'u oto velo yachlu dabro leshalom.

...
Comentario

Rab. Eduardo Waingortin - La parashá de esta semana se llama Vaieshev. ¿Cómo se llaman las dos parshiot anteriores?

Alfredo Rafael - Vayishlaj, y ... Vayetsé.

Rab. Eduardo Waingortin - Sí, Vayetse, Vayishlaj y Vayéshev son los nombres de estas tres últimas parshiot. Los tres son verbos: Y salió, y envió, y se asentó. Y en realidad, la historia de Jacob comienza en Toldot. Toldot, Vayetse, Vayishlaj y Vayéshev. Las Toldot, las historias de la vida de Jacob, comienzan con Vaietzé, y salió: Jacob sale de la casa de su padre escapando, buscando su futuro. En Jarán sufre, crece y madura. Y viene Vaishlaj, y envió: envía mensajeros a su hermano Esav. Se da cuenta de que ya es grande, tiene que negociar entre lo que desea y lo que hay. Y fialmente llaga Vaieshev, se asentó. Parecería que llega a una etapa de madurez, de sentar cabeza. Pero las cosas no son fáciles, ahora empieza la historia de Yosef y sus hermanos. Pareciera que la vida de Jacob no se asienta nunca... Quizás como la vida del pueblo judío...

Rab. Eduardo Waingortin - Vemos a Yosef que estaba con los hijos de Bilhá y Zilpá, los hijos de las concubinas, los descastados. Yosef podría estar sólo con los hijos de Lea, la mujer "oficial" (junto con su madre), pero tambián comparte con los hijos de las siervas. Además, Yosef cuenta a su padre la maledicencia que los hijos de Lea hacen en contra de los de Bilhá y Zilpá. ¿Esta bien lo que hace Yosef?

Alfredo Rafael - Está mal, porque lo que hace es rejilut, que es muy parecido a "lashon ha rá".

Yael Waingortin - A mí no me parece que esté mal, porque lo que hace es denunciar una falta.

Rab. Eduardo Waingortin - Alfredo, tú nos traes el punto de vista de la halajá, pero la ética está por sobre la ley. Por ejemplo, D's miente para proteger a Abraham.

Rab. Marcelo Kormis - Yo creo que a D's no le parece que esté bien, porque el texto dice "vayabe et divatam ra'ah el-avihem" (maledicencia mala), ¿por qué esta repetición? Sabemos que la Torá es escueta en palabras. Podría haber dicho sólo "ra" o "dibatam". Esto indicaría que no está bien lo que él hace...

Gachi Waingortin: Aunque a veces uno ve cosas que están mal y siente que debe denunciarlas para que la cosa mejore, no es tan sencillo...

Yael Waingortin - Yosef es muy sabio, tiene un talento valiosísimo para ver las cosas y sacar conclusiones. Él ve que sus hermanos no se comportan correctamente; presiente que él tiene un futuro grandioso. El problema de Yosef es que dice lo que sabe y no tiene la madurez suficiente para no decir lo que los demás no están en condiciones de escuchar. Lo que hace Yosef es decir lo que ve, escucha o sueña. El le cuenta a sus hermanos y a su padre sus sueños, y por eso sus hermanos lo odian. Podemos ver a Yosef como un muchacho inmaduro que habla sin medir la consecuencia de sus palabras. Después, cuando ya ha madurado, lo vemos que calla cuando ve por primera vez a sus hermanos en Egipto.

Natan Waingortin - Sería "Por qué no te callas!" (risas).

Rab. Marcelo Kormis - Me parece interesante lo que dice Yael respecto a que Yosef calla, porque en la tradición judía el silencio vale muchas veces más que las palabras. Vivimos en un mundo en el cual mucha gente opina sobre distintos temas que muchas vez ni conoce. Pero la tradición judía, y más con el comentario de la Yael, reivindica el valor de saber callar en ciertas oportunidades.


Gachi Waingortin: Hoy el Bar Mitzvá hizo un comentario muy hermoso: enseñó que está mal que los padres prefieran a un hijo sobre otro, pero también está mal que un hijo exija a sus padres un trato preferencial...

Leo Langenauer - Hay que tener en cuenta la historia familiar. Hasta aquí todos los hermanos se han peleado por la primogenitura y sólo uno ha continuado judío. Pasó con Isaac e Ishmael, con Yacov y Esaú, y ahora pasa con Yosef y sus hermanos. Quizás él presiente que si no se gana al padre, va al muere...

Rubén Preiss - En el texto (37:5) vemos que Yosef sueña, sus hermanos lo odian y luego Yosef les dice "Escuchen". Podemos ver esto como algo que se ha repetido en la historia de Israel en su relación con los demás pueblos, siempre nos han odiado, y siempre hemos anhelado que nos escuchen, pero es difícil...

Rab. Eduardo Waingortin - Tradicionalmente han existido tres líneas de midrashim. Los que traía Pinjas (Z.L.) en que Josef nunca se equivocó. Otro son como el de Rubén, comentarios historicistas y de relación de Israel con las demás naciones. Y otros como el resto de los comentarios que hemos hecho aquí, que se centran en las relaciones sociales y familiares.

Javier Pizarro - Voy a defraudar a Rashi. Este semana estudié un comentario del Rashbam y Hizkuni. Los hermanos no vendieron a Yosef, leamos el texto, 37:23-37:30. Vemos que los hermanos echan a Yosef a un pozo y se ponen a comer, probablemente a una cierta distancia porque no querían escucharlo pedir auxilio. En eso ven la caravana de los ismaelitas y se ponen de acuerdo en venderlo, pero antes que lleguen los ismaelitas, otro grupo, los midianitas, se adelantan, sacan a Yosef del pozo y lo venden a los ismaelitas. Luego llega Rubén al pozo y se sorprende porque no está Yosef. Según este comentario los hermanos no saben que fue vendido y llevado a Egipto, porque si no, lo habrían buscado.
En cambio, Rashi opina lo contrario, que los hermanos sí lo vendieron.

Rab. Marcelo Kormis - Pero más adelante Yosef mismo dice que fué vendido por sus hermanos.

Javier Pizarro - Sí, el mismo comentario dice que al ser sacado del pozo por los mercaderes Yosef se queda con la idea que todo fue tramado por sus hermanos.

Rab. Eduardo Waingortin - Esa línea de interpretación intenta dejar bien parados a los hermanos. Más adelante vemos que Yosef es vendido como esclavo a Potifar, le va bien y es seducido por la mujer de Potifar. ¿Con qué otro relato se puede comparar esto?

Javier Pizarro - Con el Gan Eden.

Rab. Eduardo Waingortin - Sí, porque Adam es tentado, come y es expulsado. Yosef es tentado, no come, pero igual es expulsado y va a dar a la cárcel. Y en la cárcel se preocupa por lo que le pasa al panadero y al escanciador. Aquí al final de la parashá, al igual que al comienzo, vemos a Yosef preocupado por los descastados. Nos recuerda a Moshé, que según el midrash fue elegido porque se ocupó de la ovejita individual, por sobre el rebaño...

...

37:5 Y José soñó un sueño, y lo contó a sus hermanos, y ellos le odiaron más todavía.
Vayachalom Yosef chalom vayaged le'echav vayosifu od sno oto.
37:6 Pues les dijo: Oid, os ruego, este sueño que he soñado.
Vayomer aleyhem shime'u-na hachalom hazeh asher chalamti.
...
37:23 Y sucedió que cuando llegó José a sus hermanos, le despojaron de su túnica, la túnica talar (y de diversos colores) que traía puesta;
Vayehi ka'asher ba Yosef el-echav vayafshitu et-Yosef et-kutanto et-ktonet hapasim asher alav.
37:24 y lo tomaron y lo echaron al pozo. Y el pozo estaba vacío, no había agua en él.
Vayikachuhu vayashlichu oto haborah vehabor reyk eyn bo mayim.
37:25 Y se sentaron a comer pan; mas alzando los ojos miraron, y he aquí una caravana de ismaelitas que venía de Guilad, y sus camellos llevaban cera, bálsamo y mirra, que llevaban a Egipto.
Vayeshvu le'echol-lechem vayis'u eyneyhem vayir'u vehineh orchat Yishme'elim ba'ah miGil'ad ugemaleyhem nos'im nechot utsri valot holchim lehorid Mitsraymah.
37:26 Entonces Judá dijo a sus hermanos: ¿Qué provecho tendremos matando a nuestro hermano y encubriendo su sangre (muerte)?
Vayomer Yehudah el-echav mah-betsa ki naharog et-achinu vechisinu et-damo.
37:27 Venid y lo venderemos a los ismaelitas, mas no pongamos nuestra mano sobre él, porque es nuestro hermano, nuestra misma carne. Y obedecieron sus hermanos;
Lechu venimkerenu la-Yishme'elim veyadenu al-tehi-vo ki-achinu vesarenu hu vayishme'u echav.
37:28 y pasaron los hombres midianitas, que eran mercaderes; y los (hermanos) sacaron a José alzándolo del pozo, y vendieron a José a los ismaelitas por veinte siclos de plata, y éstos llevaron a José a Egipto.
Vaya'avru anashim Midyanim socharim vayimshechu vaya'alu et-Yosef min-habor vayimkeru et-Yosef la-Yishme'elim be'esrim kasef vayavi'u et-Yosef Mitsraymah.
37:29 Y volvió Rubén al pozo, y he aquí que José no estaba en el pozo, y él rasgó sus vestidos;
Vayashav Re'uven el-habor vehineh eyn-Yosef babor vayikra et-begadav.
37:30 y volviéndose a sus hermanos les dijo: El niño no está; y yo ¿adónde iré?
Vayashav el-echav vayomar hayeled eynenu va'ani anah ani-vah.
37:31 Y tomaron la túnica de José, y degollando un macho cabrío, mojaron la túnica en la sangre.
Vayikchu et-kutonet Yosef vayishchatu se'ir izim vayitbelu et-haketonet badam.
...
El texto completo de la parashá lo pueden encontrar en: Navegando la Biblia II, pinchar en Torah.

3 comentarios:

Editor dijo...

Estimada clase de shabat a mediodía,

no quería dejar de decirles que los eché muchísimo de menos, y que la semana no ha sido lo mismo sin poder asistir a la clase...
También quería aprovechar de desearles Januca Sameaj a todos, y compartir algunas ideas que surgieron esta semana estudiando sobre Januca.
Celebramos el milagro de las luces, pero también, la reconsagración del templo. Y en el libro amarillo de Gachi encontré una cita de Michael Strassfeld: la luz de Januca es para iluminar nuestro interior, para constituirnos en luz frente a la oscuridad del mundo. Respecto del templo, me estaba acordando que durante el exilio en Babilonia, y después en Yavne, se decidió que ya que estaba destruido el templo, el altar pasaba a ser la mesa de cada hogar judío, donde podemos construir santidad desde nuestra cotidianeidad. Y en Januca, me decía hoy mi querida amiga Manuela, pasamos a reconsagrar nuestro templo interior, y el templo que es la familia, núcleo mínimo de la continuidad judía. Les deseo a todos una fiesta llena de luz, y con la capacidad de "reinventarse", como seres humanos y como familias, para que nunca falten judíos valientes que tengan ganas de mejorar el mundo y ser luz para las naciones.
Shabat Shalom y Hag Januca Sameaj!
Isabel

Nina dijo...

37:29 Y volvió Rubén al pozo, y he aquí que José no estaba en el pozo, y él rasgó sus vestidos; (...)
Rasgó el vestido de josé? la tunica especial no? pero cómo si no estaba allí? alguien me explica por favor???

Natan W dijo...

Nina
Espero q la estés pasando increíble en Shnat!

Preguntaste q onda que Reubén "rasgó sus vestidos"?

Viste q en un funeral judío, el rabino rasga la ropa de los familiares cercanos al fallecido??
Ese rito se llama Kri'á (con 'ain, de likro'a, desgarrar)
Reubén rasgó su vestido (el suyo propio) en señal de duelo por su hermano Yosef.



Otro caso en la misma Torá en el que aparece este acto de desgarrar las vestiduras en señal de dolor, de duelo, es cuando vuelven los 12 espías de la tierra de Canaán, 10 de ellos pesimistas, desalientan y deprimen al pueblo. Los otros 2 (Yoshúa y Caleb) rasgan sus ropas.




fuente: http://bible.ort.org/books/pentd2.asp?ACTION=displaypage&BOOK=4&CHAPTER=14
Bemidbar (Números)
14:1 Y se levantó toda la congregación y alzó sus voces; y lloró el pueblo aquella noche (1).
14:2 Y se quejaron contra Moisés y contra Aarón todos los hijos de Israel, y les dijo toda la congregación: ¡Ojalá hubiéramos muerto en la tierra de Egipto, o ojalá hubiéramos muerto en este desierto!
14:3 Y ¿por qué razón el Eterno nos trae a esta tierra para que caigamos a espada, y para que nuestras mujeres y nuestros hijos vengan a ser una presa? Ciertamente es mejor para nosotros volver a Egipto.
14:4 Y dijo cada uno a su compañero: Pongamos un cabecilla y volvamos a Egipto.
14:5 Y cayeron Moisés y Aarón sobre sus rostros ante toda la asamblea de la congregación de los hijos de Israel.
14:6 Y Josué, hijo de Nun, y Kalev, hijo de Yefunné, que eran de los exploradores de la tierra, rasgaron sus vestidos.




Encontré esto en http://www.masuah.org/guia_para_dolientes.htm
KERIA - LA DESGARRADURA DE LA ROPA

Rasgar la ropa (Keriá) que se esta usando, es la manera religiosa de
expresar la amargura por la pérdida de un ser querido. Es una antigua y
tradicional señal de luto entre los judíos, y se remonta a los tiempos
bíblicos: "Y rasgó Yaacov sus ropas...y se enlutó por su hijo (Yosef)
muchos días." (Génesis 37, 34)

Keriá es una expresión externa de las emociones interiores de aquel que
está de luto. Han arrancado de la vida a un ser querido: han creado un
vacío.

La Keriá es obligatoria para los siete parientes nombrados anteriormente
(padre ó madre, hijo ó hija, hermano ó hermana, esposa/o) y debe ser
hecha de pie.

Por la muerte del padre o madre, se acostumbra hacer la Keriá en el lado
izquierdo, a fin de descubrir el corazón.
Por la muerte de los demás parientes, se acostumbra hacer la Keriá en el
lado derecho.

Jóvenes menores de trece años, o niñas menores de doce años, deben
también rasgar sus vestimentas cuando poseen la madurez emocional
necesaria para comprender la pérdida familiar.

El oficiante de la ceremonia inicia un corte vertical en la ropa del
enlutado con una gilette o una tijera, y éste, con la mano, continúa el
corte algunos centímetros mas. Cuando se realiza la Kería a una mujer,
debe ser otra mujer quien inicie el corte de la ropa.
Mientras realizamos la Keriá, en señal de aceptación al juicio Divino
que nos ha apartado de nuestro ser amado, recitamos la siguiente
bendición : Baruj Atá A-donay Elo-heinu Mélej Ha-Olam Daián Ha-Emeth.
Alabado seas Tu, Oh Señor nuestro Dios. Rey del Universo, verdadero
Juez.




Espero que te sirva esta información, y que siga creciendo tu interés por aprender judaísmo, q es increíble :)
(Estas dos páginas: www.masuah.org/ y www.bible.ort.org/ son buenísimas, yte pueden servir muchísimo como madrijá y para la vida)
(ojo, según yo lo siento, ser buen Madrij es esencial para la vida, y al revés, la buena vida es esencial para ser Madrij :)


chau q esti bacan
Natan Waingortin