sábado, 25 de octubre de 2008

Bereshit



1:1En el principio creó Dios los cielos y la tierra.
Bereshit bara Elohim et hashamayim ve'et ha'arets.
1:2Y la tierra estaba vana y vacía, y (había) oscuridad sobre la faz del abismo, y el espíritu de Dios se cernía sobre la faz de las aguas.
Veha'arets hayetah tohu vavohu vechoshech al-peney tehom veruach Elohim merachefet al-peney hamayim.
...
Comentario
En este shabat despedimos a nuestro querido Mauricio Tassara, quien nos acompañó durante un mes y nos nutrió con sabiduría y conocimiento en muchas clases que nos permitieron profundizar más en las festividades de Iamim Noraim. Le deseamos todo lo mejor durante la continuación de sus estudios de rabinato en Israel.

Rab. Eduardo Waingortin - Esta es lejos una de las parshiot más conocidas, y que incluso nos sabemos de memoria cómo comienza: "Bereshit bará Elohim et hashamaim ve'et ha'arets". Pero ahí ya tenemos el primer problema: Bereshit aparece solamente acá en toda la Torá, no se repite más, y por eso su traducción y significado es oscuro. Nosotros, en la tradición judía, la entendemos como "en el principio". En cambio, los griegos lo interpretaron como que "Bereshit creó a D's, los cielos y la tierra". Esto fue un verdadero choque de culturas. Para los judíos, cuando leemos la Torá nos preguntamos "qué quiere D's de nosotros". Para los griegos, la pregunta es "quién es D's, cómo es D's". Los ptolomeos, que eran tipos muy abiertos a las culturas que los circundaban, que fundaron la biblioteca de Alejandría, se preocuparon de recolectar los mejores libros de todas las culturas de su época. Ellos promovieron la primera traducción de la biblia hebrea al griego, la Traducción de los 70 o Septuaginta. Y en esta traducción la Torá comienza con "D's, en un principio, creó cielos y tierra", para que no quede ninguna duda.

Isabel Mardones - Leía en un comentario del Rabino Hertz que todas las culturas tienen un relato del comienzo del mundo. Pero todas ellas incluyen además de cosmogonía, o creación del mundo, una teogonía, o sea, un relato del origen de los dioses. Muchas veces la creación es producto de una interacción entre estos dioses. El único relato que no incluye una teogonía es la de los judíos. Y tal vez por eso los griegos hacían la pregunta de quién y cómo es D's, porque en sus relatos sí hay algo al respecto y en la tradición judía no.

Dana Kaufmann - Yo sabía que Bereshit comienza con la letra Bet, porque la Alef representa la creación anterior. D's está antes que todo, y por eso comienza el relato de la creación con Bet.

Rab. Eduardo Waingortin - Isabel nos traía un comentario profundo desde lo cultural, y Dana nos trae el comentario clásico de los sabios, que es otra mirada a nuestro texto.

Mauricio Tassara - El Zohar, el principal libro de la mística judía, justamente habla de las Sefirot, las distintas esferas y creaciones hasta que se llegó a la creación del mundo. Pero el Talmud prohibe hablar de lo que hubo antes, arriba y abajo, y eso también está reflejado en la letra Bet, que está abierta hacia adelante solamente.

Gabriela Clivio - Pero también hay comentarios que dicen que antes de la creación estaba la Torá, y que D's en la creación siguió las reglas que estableció en la Torá.

Rab. Eduardo Waingortin - Ese es un comentario que coloca a la Torá por sobre D's, como se hace en los círculos ultraortodoxos. El Movimiento Conservador coloca a D's por sobre la Torá; comprendemos la Torá como una herramienta que nos da D's para mejorar la creación y trabajar para ir hacia adelante, hacia la era mesiánica. Vean ustedes como de la pura palabra Bereshit y la letra Bet podemos hacer todo un resumen del judaísmo... Pero pasemos a otro tema...

Héctor Goldfarb - No está todo dicho aún sobre la palabra Bereshit... Acá tengo un comentario del Gaón de Vilna, quien dice que de la palabra Bereshit podemos aprender lo siguiente, al parecer inspirado en el Salmo 111, que en el versículo 10 dice: "El principio de la sabiduría es el Temor al Creador..." y así analiza cada letra que compone el vocablo BERESHIT:
Bet, de Bitajón- Confianza en el Creador.
Resh, de Ratzon- Voluntad para servirLo.
Alef, de Ahavá- Amor.
Shin, de Shetiká- Silencio, sumisión, tranquilidad para comprender que todo es para nuestro bien.
Iud, de Irh- Temor.
Tav, de Torá.
En relación a ésto, hay unos comentarios de el Or HaJaim z"l que explica este versículo. Dice: "en ese versículo se encierra la esencia de la Torá, como expresa el Pirkei Avot (3:17): "Si no hay sabiduría no hay temor". Y sin el temor al Cielo no existe la posibilidad de adquirir la Torá, pues, como expresa el Talmud, en el tratado de Shabat (31a): "el temor al Cielo es el depósito del Creador". El temor reverencial al Altísimo es el mejor depósito para albergar a la Torá, pues la persona se encuentra predispuesta, por ese temor, a recibir y aceptar todas las
sugerencias que se le hagan, allí puede cumplir con el versículo: "...Y ustedes, los que están apegados al Eterno..." (Devarim 4:4), ya que la persona que posee temor al Cielo se constituye en un Tabernáculo para que el Todopoderoso pueda asentarse en él".

Rab. Eduardo Waingortin - ¡Qué hermoso! Lo que enumera el Gaón de Vilna son las cosas que nos acercan a D's y las formas en que podemos servirlo. De veras, un aporte muy lindo.
Y ahora relativo a la construcción veamos el siguiente pasuk: "Y la tierra estaba desierta y huera, y el espíritu de D's flotaba sobre las aguas". En realidad la traducción que tenemos no es la mejor, porque no dice que la tierra estaba desierta y huera, sino que había caos. El término hebreo es "Tohu vabohu" y simboliza el caos, y la fuerza de la entropía... Esa es la fuerza que explica que uno tenga su pieza completamente desordenada, y cuando a uno le preguntan qué pasó, se puede decir, "es que fue la fuerza de la entropía"... (risas).

Isabel Mardones - Una de las cosas más curiosas con que me he topado es que el alemán tiene incorporado el término "Tohu vabohu" con el significado de caos, o de que se arma un lío. ¡Incluso lo usa Goebbels en sus diarios!, sin ningún problema ni cuestionamiento de que se trata de un término hebreo.

Gachi Waingortin - ¡En el hebreo actual se usa igualmente!

Rab. Eduardo Waingortin - La entropía es la fuerza que se contrapone al orden, y D's en la creación va ordenando las cosas. También se puede entender este texto como que de las aguas surge todo; es como si fuera el big bang. Y el espíritu de D's que flota sobre las aguas simboliza la voluntad de seguir creando, en una evolución que todavía continúa hasta hoy. El judaísmo no se opone a la teoría de la evolución, al contrario.
Veía en un documental de National Geografic o NatGeo que en cosa de pocas décadas una polilla blanca de Gran Bretaña había adquirido manchas para mimetizarse mejor con su entorno que ahora estaba más industrializado y contaminado. Las polillas de esa zona ya nacían con las manchas, a diferencia de las polillas blancas del campo.

Alfredo Rafael - También vi un documental sobre las ranas de Australia. Una especie que había sido introducida estaba diezmando a las demás que eran nativas, hasta que las ranas locales en pocos decenios desarrollaron defensas para sobrevivir y se han recuperado.

Teo Arias - Eso es adaptación, pero no necesariamente evolución...

Gachi Waingortin - Es cierto, existe la adaptación pero también la evolución. ¿Cómo se sabe la diferencia? Por la interfertilidad.
Me explico. Si en una caja se pone una polilla con otra polilla y tienen polillitas...

Todos - Pero Gachi... (risas)

Gachi Waingortin - De acuerdo. Si se pone una polilla con otra polilla bajo la jupá (risas) y luego se los deja solos en una cajita, si tienen polillitas son de la misma especie; de lo contrario, quiere decir que son especies diferentes. Hay un caso en Argentina de un ratón que está en todo el país, pero que se ha ido adaptando a cada territorio distinto. Si juntas al ratón del norte con el de inmediatamente al sur, puede procrear. Ese del sur con el siguiente, también. Y así sucesivamente. Pero si juntas al ratón de Jujuy, en el extremo norte, con el de la Patagonia, en el extremo sur, ya no son interfértiles, porque ya son especies distintas. Por eso se sabe que existe la adaptación, pero también la evolución, porque terminan siendo especies diferentes.

Rab. Eduardo Waingortin - Qué bueno tener una bióloga en la clase que nos pueda explicar esto... De veras es un tema complejo. Y volviendo a lo que había dicho al comienzo, anunciando la relación con la construcción de nuestra nueva sinagoga: el arquitecto justamente tomó este pasuk como inspiración, porque las sinagogas, que son dos cubos rotados, estarán sobre un espejo de agua. Justamente para mostrar que el Espiritu de D's flotaba sobre las aguas. Qué bonito, ¿verdad?. Me gustaría dejarle la palabra a nuestro rabino Marcelo, que tiene otras enseñanzas de nuestra parashá.

Rab. Marcelo Kormis - Me gustaría que siguiéramos con el texto. En los siguientes psukim tenemos que D's crea la luz, y dice "Vayomer Elohim yehi-or vayehi-or". ¿Cómo crea D's? A través de la palabra. La capacidad creadora de D's es través de la palabra, y este es un comentario que hacen los psicólogos: "la palabra puede construir mundos o destruir mundos". Por eso es que debemos ser muy cuidadosos con las palabras que usamos. Pero también quisiera que viéramos el tema de la luz, que es lo primero de la creación. ¿De qué luz se trata, si el sol y la luna recién fueron creados en el cuarto día? Nuestros sabios dicen que se trata de una luz primigenia, de una luz oculta, que sólo se muestra en los instantes en que celebramos realmente importantes de nuestra vida. Como en el caso de Gerald, que está a punto de ser papá, o de Dana, que está pronta a ser mamá, la alegría que se siente cuando un hijo viene al mundo es tan especial, que es en ese momento en que sentimos esa luz oculta. O cuando uno se casa, o en otros momentos especiales de la vida, es una luz que queda reservada para esos momentos únicos en que sentimos una alegría profunda y única.
Además quería que siguiéramos con el relato de la creación sobre el segundo día. Veamos. En el segundo día D's separó las aguas de abajo de las aguas de arriba, y eso se refleja en la palabra hebrea para cielo, Shamaim, que significa "allá agua". Pero si se fijan, D's en el segundo día no dice que fue bueno. De esto los sabios nos dicen que "donde hay separación no hay bendición".

Evelyn Arias - ¡Con razón! Nunca los lunes fueron buenos.... (risas, muy prolongadas)

Rab. Eduardo Waingortin - Que quede consignado en el blog, y da hasta para título... "Nunca los lunes fueron buenos". ¡Excelente aporte, Evelyn! (risas)

Rab. Marcelo Kormis - Volviendo al texto y a la enseñanza de nuestros sabios, esto de que "donde hay separación no hay bendición" es un mensaje muy bonito justamente en este shabat, en que recordamos los 102 años de la comunidad judía en Chile. Que ojalá tengamos unión y no divisiones entre nosotros.

Rab. Eduardo Waingortin - ¡Ishkoaj! Y ahora quiero dejarle la palabra a Mauricio Tassara, ya que este es su último shabat en nuestra comunidad antes de regresar a Jerusalén.

Mauricio Tassara - Yo quería comentar acerca de la importancia de los opuestos. A veces no nos damos cuenta de la importancia que tienen. Por ejemplo, para que haya luz, debe haber oscuridad antes. Si no hubiera mal en el mundo, no entenderíamos el bien. Tanto el mal como el bien vienen de D's, pero si no existieran ambos, no entenderíamos la importancia del bien.

Dana Kaufmann - De hecho, no tendríamos libre albedrío ni capacidad de escoger el bien.

Mauricio Tassara - Exacto. Y por eso cuando lleguemos a los tiempos mesiánicos no habrá opuestos, estaremos solamente inmersos en el bien. Es por eso que es importante entender el valor de los opuestos. Ojalá que siempre podamos escoger el bien para poder mejorar el mundo, y así hacer que llegue la era mesiánica.

Rab. Eduardo Waingortin - Para terminar, quiero recordar un episodio de Homero Simpson, cuando dice (pone voz de Homero Simpson): "Marge, estoy mal, necesito paz espiritual". Marge le pasa la Biblia, Homero la abre en cualquier parte y se pone a leer, "Y tenía Matusalén ciento ochenta y siete años cuando engendró a Lamec. Y vivió Matusalén, después de engendrar a Lamec, setecientos ochenta y dos años, y tuvo hijos e hijas. Y fueron todos los días de Matusalén novecientos sesenta y nueve años, y murió. Y tenía Lamec ciento ochenta y dos años cuando engendró un hijo...". Cierra la Biblia y la dice a Marge (con voz de Homero Simpson): "Marge, al fin tengo paz". (risas)

...


1:3Y dijo Dios: Haya luz, y hubo luz.
Vayomer Elohim yehi-or vayehi-or.
1:4Y vio Dios la luz, que (era) buena; y separó Dios la luz de la oscuridad.
Vayar Elohim et-ha'or ki-tov vayavdel Elohim beyn ha'or uveyn hachoshech.

1:5Y llamó Dios a la luz, día, y a la oscuridad llamó noche. Y fue tarde y fue mañana: día uno.
Vayikra Elohim la-or yom velachoshech kara laylah vayehi-erev vayehi-voker yom echad.
...
El texto completo lo pueden encontrar en:Navegando la Biblia II, pinchar en Torah y Haftará.

1 comentario:

אֲרִיאֵל dijo...

Quizá les interese visitar www.tanajtransliterado.tk contiene la transcripción fonética de la Biblia hebrea conocida como Tana''j.

Ejemplo:

Génesis 1:
1 B'RESHIT BARA ELOHIM ET HA'SHAMAIM V'ET HA'ARETZ

2 V'HA'ARETZ HA'I'TAH TOHU VAVOHU V'JOSHEJ AL-P'NEI T'HOM V'RUAJ ELOHIM M'RAJEFET AL-P'NEI HA'MAIM

3 VAIOMER ELOHIM I'HI OR VAIHI-OR

4 VAIAR ELOHIM ET-HAOR KI-TOV VAIAVDEL ELOHIM BEIN HA'OR UVEIN HA'JOSHEJ

5 VAIQRA ELOHIM LAOR IOM V'LAJOSHEJ QARA LAI'LAH VAIHI-EREV VAIHI- VOQER IOM EJAD {F}